lunes, 30 de mayo de 2016

Prevenir la obesidad infantil


Obesidad infantil

Alimentación, actividad física y medioambiente



La Consejería de Sanidad ha publicado un documento sobre la obesidad infantil en Asturias. Es el resultado de la reflexión de un grupo de profesionales relacionados con la salud, que aborda diversos factores asociados con el problema y realiza una serie de recomendaciones para prevenirlo.



VER DOCUMENTO
Cuando se habla de obesidad, lo que más se tiene en cuenta muchas veces, es la estética, pero por encima de esta cuestión está el riesgo que supone para la salud.

La obesidad infantil está considerada como uno de los problemas de salud pública más graves del siglo XXI. Así se destaca en la introducción de este documento elaborado por un equipo de trabajo que coordina la epidemióloga Carmen Mosquera e integrado por pediatras, enfermeras y una dietista-nutricionista, y en el que también ha colaborado una ingeniera técnica agrícola.

Las cifras de obesidad infantil en Asturias
Según la Encuesta de Salud Infantil de Asturias varían entre un 8,8% y un 14,5% dependiendo del estándar utilizado. En el estudio ESNUPI, utilizando los estándares de la OMS, la cifra de obesidad es del 10,8%.

¿A quiénes afecta más?
La obesidad es mayor en niños que en niñas y presenta una tendencia a descender con la edad.
Es más frecuente en las clases sociales más bajas, en las que el porcentaje es el doble respecto a la clase social más alta (16% frente al  8%), al igual que en población inmigrante. En la población gitana el porcentaje es muy elevado, tanto en niñas como en niños (29%), según la Encuesta de Salud Infantil de la Comunidad Gitana de Asturias (2014).

Factores relacionados con la obesidad infantil
El documento trata sobre diversos factores asociados a la obesidad: alimentación, factores epigenéticos, disruptores hormonales y sedentarismo,  un amplio abanico que trasciende el nivel de responsabilidad individual en cuanto a optar por hábitos de vida “saludables”, abarcando otros condicionantes sociales y medioambientales que determinan la salud y que tienen que ver con las políticas públicas.

Por lo que respecta a la alimentación en la Infancia, en todas las fuentes de información analizadas para el estudio se encuentra un escaso consumo de fruta, verdura/hortalizas y legumbres y un exceso de proteína animal, fundamentalmente de carne y lácteos, además de un preocupante consumo de refrescos y comida basura.

En cuanto a los factores epigenéticos, que influyen en el período de gestación y en los tres primeros años de vida, destacan tres factores prenatales que incrementan la probabilidad de obesidad en los hijos/as: que la madre fume durante la gestación, que gane excesivo peso, que padezca diabetes gestacional.
Entre las influencias postnatales que pueden aumentar el riesgo de obesidad: el aumento acelerado de peso en la infancia, la excesiva cantidad de proteínas en la alimentación en los primeros años de vida, menos horas de sueño de los bebés y un control excesivo de la alimentación en la infancia por parte de las familias.

Los disruptores endocrinos (DE) son sustancias químicas capaces de alterar la actividad hormonal causando efectos adversos a la salud. Se cree que también pueden estar relacionados con la epidemia de obesidad.
Los DE se encuentran en el medioambiente y en multitud de productos que consumimos o utilizamos cotidianamente (plásticos, pinturas, productos enlatados, insecticidas, etc.) La gestación, la lactancia y  la infancia son períodos especialmente críticos para la exposición a estos disruptores.

En lo que se refiere a la actividad física, se destaca la necesidad de fomentarla para contrarrestar la tendencia al sedentarismo, que también se da en la infancia, y que se asocia con la obesidad y con mayor riesgo de padecer otras enfermedades.

El documento dedica un apartado a cada uno de estos temas, que incluye recomendaciones dirigidas a los sectores implicados.
En el anexo pueden encontrarse otros materiales útiles e interesantes:  encuestas de actividad física, alimentación infantil y medioambiente escolar, la hoja verde exploratoria medioambiental; una tabla informativa sobre necesidades de proteínas y aminoácidos en la nutrición humana; un artículo sobre dietas vegetarianas y obesidad y otro sobre la producción agroecológica.

Un interesante documento de 50 páginas que hablan de obesidad infantil y aportan, para prevenirla, propuestas que son válidas también para promover la salud en general.



Palabras clave: obesidad, obesidad infantil, alimentación, actividad física, disruptores endocrinos, factores epigenéticos,