martes, 29 de septiembre de 2015

Un regalo para tu corazón


Día Mundial del Corazón 

¿Sabes qué puedes regalarle al tuyo?


Sabemos que sin él no podemos vivir, pero a veces nos olvidamos de cuidarlo; por eso no está de más este Día, que nos recuerda que podemos hacer mucho para prevenir las enfermedades cardiovasculares, la principal causa de mortalidad en el mundo, según  la Organización Mundial de la Salud (OMS).


Bel15


Seguro que hemos escuchado muchas veces cuáles son los mejores hábitos para la salud cardiovascular, pero quizás no nos hemos parado a pensar cómo podemos personalizarlos, aplicar esos conocimientos a nuestra vida. 

Esto es lo que os propongo para hoy, pensar en algo que podamos hacer para cuidar nuestro corazón y considerarlo como un regalo que le hacemos, que nos hacemos.

Para tomar la decisión –elegir nuestro "regalo”- vamos a repasar cuáles son los factores que lo ponen en riesgo y cuáles lo protegen, siguiendo la información que nos facilita la Consejería de Sanidad.

Son factores de riesgo cardiovascular
El consumo de tabaco, el consumo nocivo de alcohol, la alimentación insana y la falta de actividad física.

¿Y cuál es el estilo de vida que favorece nuestra salud cardiovascular?
El que combate los factores anteriores: alimentación sana, vida activa, no fumar y limitar el consumo de bebidas alcohólicas. Eso nos protege.

Una alimentación sana es la que se basa en el consumo de alimentos naturales: verduras y frutas, legumbres, cereales integrales, pescado, leche desnatada y carnes de las que se haya eliminado la grasa visible.
Reducir la sal y limitar o evitar las grasas saturadas, como la mantequilla y margarina, la piel de pollo, la bollería, los embutidos, el queso, especialmente el curado, los alimentos fritos..
Reducir o limitar el consumo de alimentos procesados: evitar aquéllos en cuya etiqueta aparezca en primer lugar: azúcares, jarabe de glucosa, fructosa, sodio o aceites.
Disminuir el consumo de bebidas no naturales con azúcar, como zumos envasados, refrescos o aguas con sabor.
Consumir preferentemente aceite de oliva y cocinar con mayor frecuencia los alimentos hervidos, al vapor, asados y a la plancha.

Vida activa
Son muchos los beneficios que la actividad física nos aporta, entre otros, fortalece el músculo cardíaco, mejora la circulación, tonifica los músculos y mejora la oxigenación, aumenta la resistencia, la agilidad y la flexibilidad, aumenta el nivel de energía...

¿Y cuánto ejercicio hay que hacer?
Se recomienda que las personas adultas realicen al menos 30 minutos diarios o 150 minutos a la semana de actividad física. En la infancia y la adolescencia se recomiendan 60 minutos diarios entre actividad rutinaria y recreativa: juegos, deportes, tareas domésticas...Si existen dificultades para completar ese tiempo de ejercicio, la recomendación es mantener el máximo nivel de actividad que el estado de salud o capacidad permita.

Respecto al tabaco y al alcohol, está claro: no fumar y limitar o evitar las bebidas alcohólicas son las decisiones más saludables.

Viene bien que añadamos a esto algunos hábitos que nos proporcionan serenidad y bienestar emocional, como la buena comunicación, esos momentos con nuestras amistades, leer, escuchar música, un rato de relajación...

Como veis, hay un amplio abanico de posibilidades para elegir un buen regalo para nuestro corazón, pequeños y grandes detalles: un poco menos de sal en las comidas, tomar más verdura, cocinar algún día al vapor, usar más las escaleras, aprender una técnica de relajación y practicar, dejar el tabaco (o, al menos empezar a planteárselo), correr, caminar, salir a disfrutar de la naturaleza…

La elección es personal e intransferible. La cuestión es decidir y hacer algo que podamos asumir hasta convertirlo en un hábito. Por poco que parezca, su valor puede ser inestimable. No olvidemos que un cambio mínimo puede conducir a un gran cambio. La causa bien lo merece: se trata de cuidar nuestro corazón, nuestra salud.

Feliz día!:)


Encontraréis información más detallada en este Folleto de la Consejería de Sanidad

Leer artículo sobre la rueda de prensa del Director General de Salud Pública en ASTURSALUD



Palabras clave: día mundial del corazón 2015, salud cardiovascular, factores de riesgo cardiovascular, alimentación saludable, actividad física,


viernes, 25 de septiembre de 2015

XVII Jornadas Municipio y Drogodependencias en Oviedo


Conectando con las emociones


Hasta el 12 de octubre está abierto el plazo de inscripción en estas Jornadas que se dedicarán a profundizar en el papel que tienen las emociones en la prevención del consumo de alcohol y otras drogas.


VER PROGRAMA

Ponencias, talleres y mesas de experiencias componen el atractivo programa de estas Jornadas que organiza el Ayuntamiento de Oviedo, a través del Plan Municipal sobre Drogas.

Especialmente interesantes pueden ser para educadores, profesionales del campo de las adicciones y estudiantes, pero también para cualquier persona que quiera conocer más sobre el fenómeno del consumo de drogas y sobre las emociones.

Tendrán lugar el 14 y el 15 de octubre, en el Auditorio Príncipe Felipe de Oviedo. La inscripción es gratuita.




En este enlace podéis acceder a la documentación sobre las PONENCIAS Y TALLERES de las Jornadas


Palabras clave: XVII Jornadas Municipio y Drogodependencias, plan municipal drogas oviedo, emociones, inteligencia emocional,

lunes, 14 de septiembre de 2015

Nueva web del Plan Nacional sobre Drogas

El Plan Nacional sobre Drogas (PND) estrena web, coincidiendo con su 30 cumpleaños. Una nueva estructura y nuevos contenidos para hacer aún más accesible y útil esta página, que en 2014 ha contado con más de dos millones de visitas.



Entre las novedades que presenta esta web, están las siguientes:

- Ofrece información sobre drogasun mapa interactivo de todos los centros terapéuticos que existen en España y una nueva videoteca.
- Permite acceder directamente a la información sobre subastas del Fondo de Bienes Decomisados.
- Cuenta con una entrada directa a la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, con información de convenios, contratos y subvenciones.
- Incluye 5 nuevos menús visibles al posicionarse sobre ellos:: Plan Nacional sobre Drogas; Ciudadanos; Profesionales; Noticias, Agendas, Campañas;  Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas

Entre las novedades para profesionales, destacan una nueva entrada más clara y explicativa del sistema de Alerta Temprana; nuevos textos actualizados sobre los distintos ámbitos de actuación de la reducción de la demanda y una entrada al Centro de Documentación con un nuevo cuestionario para solicitar documentos.

Para los medios de comunicación, incluye una nueva división más clara de eventos, noticias y campañas; dossier para medios y una nueva videoteca.

Pero lo mejor para conocerla es entrar: 



Leer NOTA DE PRENSA de la presentación.

Ver presentación de la Web




Palabras clave: web plan nacional sobre drogas,

miércoles, 9 de septiembre de 2015

Embarazo sin alcohol, para proteger al bebé


Evitar el consumo de bebidas alcohólicas durante el embarazo y la lactancia, es la mejor medida para eliminar los riesgos que el alcohol supone para el bebé y para la madre.  


Demasiado pequeños para beber


Les quedan 18 años para que puedan tomar bebidas alcohólicas, según la Ley vigente. Podemos pensarlo así, para darnos cuenta de lo chocante -e improcedente- que resulta que con su diminuto tamaño y su corta edad se tomen una copa.

Y es que, cuando una mujer embarazada toma una bebida alcohólica, el alcohol llega al bebé y, después de una hora, ambos tienen la misma concentración de esta sustancia en su sangre. Ante la toxicidad del alcohol, el bebé es más vulnerable y puede sufrir daños que pueden  afectarle durante toda su vida.

Nada de alcohol 

Entre las precauciones que ayudan a que el embarazo llegue a buen término y a proteger la salud del bebé y de la madre, está evitar el tabaco, el alcohol y otras drogas. 

Respecto al alcohol, aún son muchas las mujeres que siguen tomando bebidas que lo contienen,  por desconocer las consecuencias negativas que pueden tener en su estado; un desconocimiento compartido por gran parte de la sociedad que, con frecuencia, las incita al consumo.
Por eso, es necesario seguir insistiendo en que lo más conveniente es no tomar alcohol durante el embarazo. No podemos hablar de una cantidad que resulte segura. Mejor nada que poco y, de no ser así, mejor muy poco que mucho. 

Retraso en el crecimiento,  problemas de aprendizaje,  malformaciones...

Los daños que el alcohol puede causar van desde el bajo peso del bebé al nacer, hasta un retraso en el desarrollo, dificultades de aprendizaje, retraso mental...problemas que a veces se detectan en el momento del nacimiento y otras pueden manifestarse más adelante. En los casos más graves aparece el síndrome alcohólico fetal, un conjunto de alteraciones que afectan al crecimiento, a los rasgos faciales y al Sistema Nervioso Central, con importantes repercusiones negativas en el desarrollo del niño afectado.

Mujeres con adicción al alcohol

En este caso, lo recomendable para su salud y la del bebé, es ponerse en tratamiento para dejar de beber antes de quedarse embarazada o, si ya lo está, cuanto antes.

Un entorno colaborador, una responsabilidad  compartida

Las mujeres embarazadas o en período de lactancia, al igual que otras personas que tienen contraindicado el consumo de alcohol, se encuentran a veces con la "presión" de un entorno que no toma en consideración su estado al invitarlas a beber. 
Eso es algo que tenemos que cambiar. Un entorno colaborador, empezando por la pareja, la familia, las amistades... y continuando por ámbitos como la hostelería y la industria de bebidas, puede ayudar mucho a que las embarazadas opten por bebidas saludables.
Aquellas que lo deseen, disponen de un amplio abanico de bebidas sin alcohol, para seguir brindando en las celebraciones con total seguridad.



Puedes encontrar más información en esta web del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad:
                                                         Embarazadas: cero alcohol



Palabras clave: alcohol, embarazo, efectos alcohol,